2008-11-09

John Ruskin

Escribió John Ruskin que ‘el gusto no solo es indicio de moral, sino que es la única moral’, y esta frase me ha hecho pensar mucho durante el día de hoy, porque Ruskin no se refiere específicamente al ‘buen gusto’, sino solamente al ‘gusto’ [todo limitado, claro, al terreno del arte, que es de lo que habla el tipo, aunque se le va un puntito la pinza –relativamente– y termina diciendo que ‘lo que nos gusta determina lo que somos, y la enseñanza del gusto es imprescindible para la formación del carácter’].
No había valorado yo nunca esta posibilidad sobre lo moral porque no se me había ocurrido –tonto de mí–, y da bastante de sí de le das vueltas: soy lo que me gusta y no quiero ser lo que me disgusta… quiero hacer lo que me gusta y no quiero hacer lo que me disgusta… camino hacia donde me gusta y huyo de los lugares que me disgustan… con una lista así es cierto que estamos hablando de formación de criterio y, a partir de ahí, de elaboración de carácter… ¡Claro!, y todo ello impilica una moral, la moral personal de cada uno, que viene dada como consecuencia de lo que consideramos que es de nuestro gusto o que no es de nuestro gusto.
Ja, es curioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dime...