2009-10-25

No busco atlántidas

No busco atlántidas
ni quiero trazar puentes sobre los mares nuevos…

solo preciso un corcho humilde
y estar despierto para lo que haya de venir…

y quizás un par de cigarrillos rubios.

Mis días son de calles
en las que los colores se cansan por las noches,
de hombres arrojados a la quietud diaria de un estatismo absurdo,
de pan por la mañana y gestos de cansancio por la tarde…

mis días son días sin balas,
con muertos familiares de cuando en cuando
[muertos que solo saben declarar su independencia con la muerte],
sin cánones precisos
[pero ciertos]
y un poco de sudor si no hace frío…

mis días son de ensaladas
y macarrones
y filetes muy hechos,
son siempre laterales
[sin llegar a ese margen que te muestra el peligro en el abismo],
son días sin juicio universal
ni cuerpo humano,
sin Dios y sin penumbras en su sombra…

mis días van sin héroes,
tranquilos;
discurren lentamente,
sin agobios;
no saben de un océano existente
[porque el monte cercano oculta todo]…

mis días son de euphorbias si paseo,
de folios y verjuras si trabajo,
de horizontal mirada si descanso…