2008-11-19

La inocencia perdida

Fue subir a la higuera
y sentir cómo ardía la piel
mientras brotaba roja
una alergia sin freno.

De la miel de sus frutos
quedó un sabor exacto
para doblar el tiempo.

De su sombra,
el escozor
la pregunta
el simple gesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dime...