2008-11-22

Un coche rozando los precipicios

Alquilar una tumba para dejar la piel
cualquier día no apto
para vivir.
Tomar la carretera más comarcal,
más dura,
y beberse las curvas
a tragos rápidos e intensos
porque lo gris a veces
pide color
o simplemente
porque una luz extraña
se enciende
y basta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dime...