Policía en la puerta

A veces no importan las bombas
ni la bala perdida
ni el azar que al siniestro
pone nombres.

La amenaza es sólo posibilidad.

La vida...
la vida contiene el miedo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poesía... ¿originalidad o personalidad?

Un poema ciático.

Ascaris lumbricoides