2008-11-18

El reloj de cuco

Sentirse en el final
no es lo mismo que el cráter de las bombas pasadas,
donde los autobuses siguen tranquilamente
su rito de estaciones,
donde el sudor es lavado de esencias
o donde las boutiques abren sus rejas
a la luz de la ropa por estrenar.

Sentirse en el final agota,
pero no hay distracción hasta la muerte...
da igual si te has peinado,
la mancha en la camisa
o el error en el cambio;
Da igual si en el portal
duermen los indigentes
o si el horario es cumplido
con el segundo notarial, exacto.

Sentirse en el final multiplica
y los usos se cargan de razón
y el mundo avanza o se detiene,
sin más.

Sentirse en el final
es jugarse el dolor a todo o nada.
Morder o ser mordido,
entonces,
pone en orden el caos.

La paz es la energía
que sueñan los mediocres.

2 comentarios:

  1. me estas llamando mediocreo ç? precioso todo lo demas

    ResponderEliminar
  2. Quizás no tanto como lo sea yo, pero lo mismo más de lo te imagines.

    Son palabras, jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

dime...