2009-01-12

Sylvia Plath habla con la muerte dentro del horno de su casa en Londres

Te vi siempre, en todos los lugares,
en todas las gentes que poblaron mis ojos.
Estabas en las calles de Boston
aguardando al suicida,
al peatón tranquilo que cruzaba de acera,
al niño que corría detrás de una pelota.
También en los puertos que conocí
decías adiós con tu pañuelo
poblando las cubiertas con tu velo de seda
analizando la mejor estrategia del naufragio.
Estabas en todos los lugares:
en los cafés bulliciosos de París,
en las tabernas del Soho,
en los puentes, en los acantilados...
y me mirabas fijamente a los labios
haciéndome entender que mi hálito era tuyo
por siempre, para siempre.
Te he visto en la cocina de mi casa,
en el baño,
en el cuarto de juego de los niños,
riendo entre los libros
que decoran todos los anaqueles,
persiguiendo el sueño entre las sábanas...

Hoy quiero hablar contigo
hasta que llegue el alba
y se hagan memoria mis palabras.

•••
Sylvia Plath abrió la llave del gas y metió la cabeza en el horno en su casa de Londres el día 11 de febrero de 1963.

© luis felipe comendador

3 comentarios:

  1. Sylvia Plath era una maestra hablando con la muerte, conjugándola en la mayor partida de ajedrez jamás jugada...

    PD: recibiste mi mail??

    Marian

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    quizás ya lo hayas leído pero por si acaso, hoy en El País aparece un artículo sobre la relación de Sylvia Plath y Anne Sexton, supongo que con ocasión de publicitar el libro recién editado en España "Vive o muere" de esta última.

    Saludos

    ResponderEliminar

dime...