2014-11-05

Vayamos a cortar lotos al estanque

Vayamos a cortar lotos al estanque, 
bacante de luciérnagas en los ojos, 
odalisca con volcán en el vientre, 
la de labios Montparnasse 
y telaraña donde quedarse prendido... 

vamos a cortar lotos al incendio 
y orquídeas si quieres... 
o tréboles azules de los fiordos 
donde no pueden vivir las iguanas, 
flexible sacerdotisa 
con compactos racimos de uvas en los pechos... 

vamos a cortar lotos esta noche 
mientras la selva avanza 
hasta las vitrinas donde guardas alientos y susurros 
junto a las uñas cortadas... 
y que el alma tenga sombra 
mientras el viento flota tenaz en nuestras bocas, 
mientras se hace el pantano entre las piernas 
y el agua no es bastante.

Quiero verte manchado el vestido 
como el mármol de un huérfano, 
que me dé miedo saber 
que en tu cuerpo crecerá un árbol 
y no haya amor suficiente 
y los días sean blandos y con nubes oscuras 
y un algo Singapur termine siendo 
un leve frío de noviembre.

Quiero que te topacies 
y los búhos se embriaguen de mirarte 
con sus ojos abiertos, 
que seas colibrí por cada herida 
o níscalo en la mesa, 
que cuentes hasta dos 
y ensayes algún pentecostés 
y un nombre propio, 
que tus rosas se abran 
donde Safo pernocta, 
que te empecines en buscarme mortal 
y tengas estatura de estrella amotinada... 

quiero verte Chopin y Victor Hugo 
cuando te mire con cautela... 
o súbita como la corriente de Humboldt 
o el áspid 
o la cierva que huye de la mirada torva del cazador... 
o dura y con escamas de puro jaspe...

Vayamos a cortar lotos al estanque 
y dejaré que seas anaconda 
y me tragues despacio, 
que seas mi justa ración de opio 
o el carbón consumido en una hoguera... 
vayamos a cortar lotos 
y a volvernos invisibles y obsesivos por saber lo mirado... 

y que de pronto se haga la noche 
y te incorpores en un sueño de caballos de madera y delirio.

Y que no haya hipotecas 
ni este cuajo de perros que me brida...

Vayamos a cortar lotos... 

tú detrás de mí... 

y al fondo un bullicio de perros, 

de esos perros que habitan las afueras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

dime...