2008-12-23

Raymond Roussel contrata a un asesino

Sígame algunos días,
hasta que su presencia sea costumbre.
Compre un arma efectiva
con demostrada calidad de muerte
y atáqueme con saña
cuando note hacia usted mi indiferencia.
Cerciórese sin miedo de que ya no respiro,
de que me es imposible volver a ser
y, luego, entréguele esta carta
sellada a mi albacea.

Le nombro mi heredero,
como ve.

Y olvídeme después
igual que lo ha hecho el mundo.

•••

Raymond Roussel fue encontrado muerto en un hotel de Palermo el día 14 de julio de 1933

© luis felipe comendador

1 comentario:

  1. Estupenda manera de dejar las cosas bien atadas, hasta los olvidos deben estar donde les toca.

    Felices fiestas.
    MArian

    ResponderEliminar

dime...