2008-12-25

Attila József duerme sobre una vía su naufragio

Alguien muere por mí cada mañana
y no soporto bien tal sacrificio.

Espectros enconados en rodearme de muerte
me persiguen.
No puedo detenerlos ni con el sueño plácido,
ni viviéndome a tragos los minutos perdidos,
ni corriendo alocado puedo salir de su órbita.

Alguien muere por mí en este justo instante.
Ya se oye el tren rugiendo,
me presto a su presión para morir por todos
los mortales.

Y no lloréis por mí.
Solo pago mi deuda.

•••

Attila Jízsef se tiró al tren en las cercanías de Balatonszárszó el día 3 de diciembre de 1937.

© luis felipe comendador

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dime...