Con forma de haiku... (2)

Aves de paso,
mis manos en tu vientre
se vuelven fado.

Comentarios

  1. Gracias por tu visita a mi rincón y de paso pedir permiso (a toro pasado) por mi atrevimiento (al menos espero haber acertado en la elección)

    Al tiempo he descubierto tu blog y me añado con placer como seguidor.

    Gracias.

    Max.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho este poema.
    Un saludo,
    Oceano

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

dime...

Entradas populares de este blog

Poesía... ¿originalidad o personalidad?

Un poema ciático.

Ascaris lumbricoides