2009-01-06

Jean Pierre Duprey orina sobre la llama del soldado desconocido.

Como amueblar los pisos de los jóvenes casados
y engalanar el tálamo con rosas perfumadas
que aromen sus peleas nupciales,
como mullir los tiernos almohadones
donde sus cráneos reposen,
como armar el sudario de unas sábanas
donde nadar naufragios...

Como una mirada tranquila quise ser...

Pero París arde de un hambre inenarrable
mostrando los desnudos de todas sus miserias
y no es tiempo de risas y de abrazos.

El Sena se desploma por sus puentes
arrastrando el cadáver global de una ciudad quemada,
los hombres no son siquiera sombras en el río,
y la sangre que brilla en lluvia de cerezas
como una primavera del horror.

Como tender una melena sobre los aguamaniles
y ponerle el jabón más aromado,
como el joven desnudo en el barreño de zinc
recibe el frote suave de la madre en su espalda,
como el rizo crujiendo sobre la piel de un sábado...

Así quise ser yo,
así.
Y orinarme en los símbolos del mundo.

•••

Jean Pierre Duprey fue hallado sin vida en su taller de París el día 2 de octubre de 1959.

© luis felipe comendador

1 comentario:

  1. Interesante... Sólo decir eso puedo. He oído de este autor, mas no puedo encontrar mucho sobre él en la web. Espero no se tome a mal si le pido que suba algun que otro escrito más.

    ResponderEliminar

dime...