2009-01-25

Jaime Torres Bodet describe el cáncer que lo asola

Un algo celular, incontenible,
me crece en las entrañas y lo siento.
No es dolor, pero es muerte,
aunque es vida también
que late adentro.

En el justo latido de esa muerte
está la Edad del Bronce,
la voluntad de Darwin,
el Big-bang más teórico,
el dios inextinguible de las cosas
que transforma los cuerpos
para hacerlos quizás competitivos.

No siento apenas nada que no sea
un miedo agotador
hacia este cambio
que ha de llevarme, al fin,
a donde todos
habremos de ir un día
sin demora.

Un algo celular me crece adentro
que me hace pensar
más en mí mismo.

•••

Jaime Torres Bodet puso fin a su vida con un disparo. Fue en México, el día 13 de mayo de 1974.

© luis felipe comendador

1 comentario:

  1. Cada célula es vida y crece en nuestro interior, igual la vida que la muerte.Pero esta últma se puede parar.¿Por qué hay tan buenos escritores que acaban suicidándose?

    ResponderEliminar

dime...