2008-12-20

Hart Crane mira el mar con los ojos cerrados

¡Ah!, la distancia.

Alejarse es apartar la mirada
mientras el barco se hace un punto inasible...
o quizás volver al lúpulo y su sangre.

Vivir es una huida constante,
un abandono.

Alejarse es vaciar la memoria con arcadas...
o perderse en la hiel del desvarío.

En la borda, el sabor a salitre
me llama a ser océano.

Valoro la distancia
y alzo el vuelo.

•••

Hart Crane se arrojó al Atlántico desde la cubierta del buque Orizaba. Fue en el Golfo de México el día 27 de abril de 1932.

© luis felipe comendador

2 comentarios:

  1. La vida es la suma, sólo,
    de historias deshilvanadas...
    Vinculadas por inercia

    ¡Hacía tanto tiempo que no encontraba una voz tan pareja!

    ResponderEliminar
  2. Tengo este libro, Paraísos del suicida, cojonudo por cierto, me dio que pensar, ver tanto poeta que se cansó del oficio de vivir y decidió quitarse la vida. ¿ puede que el poeta esconda un dulce suicida dentro, el cual le empuja a tal ejercicio? acojona un poco, je je je . Es un honor leerte . Saludos

    ResponderEliminar

dime...